Las piezas mecánicas se fabrican a partir de un papel opalina con un dibujo (positivo) denominado “matriz”. Aquí está dibujada toda la estructura o contorno de lo que se va a cortar.

Esta matriz se pega sobre una de las caras de una madera laminada, con un grosor de 25mm para más resistencia y dureza.  Después se recorta el contorno de líneas con una cortadora especial, con lo que obtenemos la madera con la figura correspondiente. Posteriormente se colocan las “plecas de corte”, que generalmente son de acero y se encargan de dar forma al impreso.

Estos flejes o plecas se dividen en cuatro tipos:

 

Flejes o pleca de doblez. Cuentan con superficie redondeada, y crean el canal de doblez.

Pleca de corte. Tienen superficie acabada en cuchilla y cortan la parte exterior del impreso.

Pleca de desprendimiento. Estos flejes tienen la superficie acabada en cuchilla alternada, para cortar la mitad de la superficie. Es utilizada para hacer plegados en materiales muy gruesos.

Punzones. Estas piezas redondas tienen la misma altura que la zona de corte del troquel, y cuentan con punta de corte de distintos tamaños para hacer perforados.

 

Si deseas conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: ventas@servisuajes.com