Una de las herramientas más comunes para cortar, doblar o marcar materiales blandos, es el suaje o troquel. En realidad es un molde utilizado para cortar materiales en diversas formas y diseños. Sus aplicaciones son muchas, como perforados, redondeo de esquinas, dobleces, carpetas, marcar dobleces, o cortes con figuras dependiendo las especificaciones de los clientes. Los materiales que se pueden usar son papel, tela, cuero, cartón, etc.

Existen placas para corte continuo, corte intermitente o doblez. Para realizar el corte se usa una prensa llamada suajadora, la cual presiona el suaje contra el material y lo corta, dobla o marca.

Se manejan distintos tipos de suaje, también dependiendo de los requerimientos de los clientes, para realizar los cortes o dobleces con precisión y uniformidad en las piezas. Entre los más usados están: el suaje plano, el suaje curvo o rotativo y el corte y grabado en materiales como madera, MDF, acrílico, policarbonato, piel, tela.